top of page

Saboreando la magia de Lisboa

Actualizado: 15 dic 2022

Tuvimos la inmensa suerte de volver a Lisboa, un lugar muy especial que siempre nos embelesa con su magia.




Lisboa es una ciudad hermosa para vivir disfrutando de la amabilidad de sus habitantes, el sabor de su gastronomía tan rica y los prodigios de la naturaleza que se alimentan de la ternura de la poesía portuguesa y del embrujo de la melodía del fado con su mezcla impactante de emociones y armonías que te arrulla el corazón.


Alojados en Alfama, nos acercamos para desayunar en el mítico Pastéis de Belem, ubicado en el barrio de Belem. Desde el año 1837, éste es el obrador original de estos pastéis de nata empleando una receta secreta que no ha sido desvelada en casi doscientos años. Todo comienza con la elaboración durante 2 días de la pasta de hojaldre y la crema (con una base de yema de huevo, leche y azúcar) en la Oficina do Segredo, a puerta cerrada. El establecimiento es tan bonito con diversos salones y estancias en las que podéis ver el resto del proceso de elaboración de estos deliciosos pasteles. La historia cuenta que estos pasteles fueron creados en el siglo XVIII por los monjes del Monasterio de Santa María de Belén y a consecuencia de la revolución portuguesa, el panadero del convento le vendió la receta al empresario Domingos Alves, al quedar sin trabajo por el cierre del monasterio. Una receta que a día de hoy, mantiene en secreto este obrador del barrio de Belem.




A media hora de camino en coche, realizamos otra de las visitas imprescindibles de este viaje: la villa de Sintra que pertenece al distrito de Lisboa y es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

La Magia de Sintra

Su nombre proviene de un templo erigido en el año 308 antes de nuestra era por griegos, celtas y túrdulos, que estaba dedicado a la Luna. Los celtas denominaban a la luna Cinthia y cuando los árabes dominaron la región, al no pronunciar la letra s llamaron al lugar Chintra o Zintira, según cuentan Pinho Leal y Augusto Soares de Azevedo Barbosa en el libro Portugal Antigo e Moderno, publicado en el año 1877 en Lisboa.


Sintra es un espacio maravilloso para meditar en movimiento por los senderos y jardines que te acompañan en el ascenso hacia el Castelo dos Mouros que se encuentra junto al Palacio da Pena y ofrece unas estupendas vistas de Sintra y del Atlántico. Y a menos de 5 minutos, nos acercamos al Palacio de Regaleira, un edificio importante en la historia de la masonería lusa, con el deseo de explorar sin prisas los jardines de la Quinta da Regaleira, una maravilla para los que aman el Arte neoclásico y la obra de Dante. Es importante contar con tiempo y una buena banda de sonido (nosotros elegimos a la fadista Ana Moura y a los músicos kurdos Levon Minassian & Armand Amar) para recorrer estos jardines y disfrutar:


  • El Paseo de los Dioses con esculturas neoclásicas de los dioses de la mitología griega.

  • El Pozo iniciático con sus famosas escaleras de Sintra por las que ascendían los masones, remedando la obra de Dante.

  • Grutas oscuras, túneles secretos, cascadas escondidas y la Fuente de la Abundancia.

Ya de vuelta en la ciudad, nos dedicamos a visitar unos restaurantes italianos para probar y saborear una selección de platos que algunos amigos ya nos habían recomendado encarecidamente. Y no se equivocaron porque han sido unas experiencias gastronómicas deliciosas. En la avenida de la República, el restaurante Provincia, del grupo Non Basta, es un ejemplo de cocina italiana auténtica con producto de primera calidad y verdes que cultivan en su propia huerta en forma ecológica. Mucho y muy bueno es lo que tienen pero dos platos nos emocionaron: la burrata con verduras de la huerta a la brasa y el risotto de espaguetis en un bisqué de gamba de la costa de Algarve, con almejas y bottarga di mugine (hueva de mújol salada y seca, rallada).




Fiammetta Lisboa

Visitamos Fiammetta Lisboa en el Campo de Ourique que tiene la estructura típica de algunos establecimientos italianos en los que trabajaban todos los integrantes de una familia: una tienda gourmet de venta de embutidos, quesos, pasta casera, vinos, conservas y otros productos a la que se agrega una zona de restauración con un número reducido de mesas para ofrecer platos tradicionales de la cocina italiana. Fiammetta Lisboa es de visita obligatoria porque ofrece unos platos tradicionales italianos genuinos en una carta de temporada, que se renueva en función de los productos frescos de los que se dispone en cada estación del año. El chef Armando Capocci propone unas cartas tan sabrosas como dinámicas que permiten experimentar un viaje desde el norte al sur de la península itálica a través de sabores y texturas en platos que elabora con productos típicos de cada región, desde el Piamonte hasta Sicilia. Honrando el espíritu clásico de estos establecimientos, amasan la pasta y sus platos son realmente una fiesta para los que amamos la cocina italiana. Luego de unos antipastos y ensaladas que estaban deliciosos, unos bigoli alle vongole –una pasta típica del Veneto que es más gruesa y rugosa que los espaguetis, por lo que retiene mejor la salsa- y los spaghetti alle vongole e bottarga, unos espaguetis con almejas y la bottarga di mugine un producto típico de la cocina de Cerdeña que se elabora rallando la hueva de mújol salada y seca.


Si os gusta el jazz y os apetece un viaje en plan gastronómico y musical, una visita a Cagliari para ver el Festival de Jazz y luego sorprenderse al visitar el mercado de San Benedetto donde podéis encontrar huevas de mújol especiales y comer unos strozzapretti con bottarga, un plato de pasta típico de la cocina sarda que se elabora con bottarga de hueva de mújol rallada. Disfrutando con sus platos, se comprende que la asociación Eccelenze Italiane haya distinguido a Fiammetta con el Eccelenze Italiane Recommended Business 2019, un reconocimiento internacional que distingue a los mejores espacios de comida italiana fuera de Italia.



El romance del Garum sociorum y la Sopa da Pedra

Otro día os compartiremos nuestra versión de la tradicional sopa da pedra (un plato clásico de la gastronomía lusa) que nos encanta y al que le hemos preparado un fondo con la salsa garum sociorum de Salazones Garre que le otorga una profundidad de sabor que le viene de perlas.






47 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

댓글


bottom of page